El objetivo de todo el proceso de análisis y desarrollo del embalaje en el sector de la automoción se centra en la protección óptima de los productos para asegurar la calidad total en el destino. La variedad de tipologías de productos requieren diseños y tratamientos adaptados a sus características específicas por lo que es fundamental desarrollar procesos integrales en la cadena de suministro para identificar las áreas potenciales de reducción de coste sin afectar la seguridad y la calidad.